El sí de un joven timorense

Evaristo Baptista, es un joven de Timor Oriental, que desea ser religioso dominico y que ha iniciado su proceso como postulante en la Congregación de los Dominicos de Timor Oriental



"Quiero predicar el Evangelio por todo el mundo" Evaristo 

Timor Oriental, tiene una población de 1,300.000 habitantes, en su mayoría niños, adolescentes o jóvenes. El 95% de su población se declara mayoritariamente católica. Casi todas las familias tienen el deseo de poder contar entre sus hijos con algún padre, religioso o religiosa, dado que para la familia es un motivo de orgullo y alegría. 

Evaristo es uno de los muchos jóvenes que quieren consagrar su vida a Dios. Tuvo una infancia difícil. Nacido en una remota zona rural donde su padre, aunque era carpintero, tuvo que pasar largos períodos de tiempo escondido en la montaña, a causa de la guerra de la independencia que dejó la secuela de más de 100.000 muertos, aldeas y ciudades arrasadas por el fuego y miseria por doquier. A muy temprana edad, con dos años, perdió a su madre y su abuelo fue su único protector y educador. Cuando la vida se normalizó, tras la independencia del país, su padre pudo regresar al hogar, pero pronto formó otro hogar casándose con otra mujer. Así es como Evaristo  y su hermano mayor quedaron huérfanos de madre y casi de padre.

Después de unos años, la Madres Dominicanas del Rosario conocieron su caso y decidieron invitarles a vivir en el orfanato que ellas regentan en Dili. Gracias a personas donantes ellos han podido graduarse en la Escuela Secundaria e incluso con la ayuda de donantes australianos su hermano ha podido inscribirse en la universidad. De joven asistió a los encuentros vocacionales de los Padres Dominicos, que a diario celebran la Eucaristía en su orfanato.
El testimonio de vida de estos sacerdotes hizo que brotará en Evaristo el deseo de ser Dominico. Sintió la llamada de Dios y respondió "Aquí estoy, envíame". Algún día no lejano Fraile Dominico Misionero, siempre dispuesto a Predicar el Evangelio por todo el mundo. 

0 comentarios